lunes, 12 de noviembre de 2007

Sierra del Sueve 18/11/07


Visitaremos en esta ocasión la sierra del Sueve, emblemática cadena litoral asturiana.
La salida del Club está prevista a las 9:00.Parada breve en Colunga para avituallar, y antes de las 11, caminando por los pastos de asturcones y gamos, abundantes y casi seguro visibles, en la zona. Superada la majada de "Bustacu" comenzamos la subida al "Pienzu" inigualable atalaya de la costa central y de Picos.
Desde aquí comenzamos el descenso hacia Gobiendes por una ruta poco conocida, que atravesando un bosque de Tejos, de los mas importantes de Europa, nos lleva a las inmediaciones del Picu "Sol de Miguel, lugar muy apropiado para comida campera.
La llegada a Ribelbus sobre 4´30, para llegar poco antes de las 6.00 a La Fresneda


La Tejeda del Sueve
En la cordillera asturiana del Sueve, a la orilla misma del Cantábrico, sobrevive milagrosamente un bosque único desde muchos puntos de vista. Se trata de la mayor tejeda silvestre de Europa, un resto de la selva original europea formado en buena parte por millares de tejos y otros árboles como acebos, hayas y fresnos. Podemos encontrar los ejemplares más colosales de todas estas y otras muchas especies y enormes troncos caídos que completan el ciclo de la vida como en ningún otro lugar. Tan solo su privilegiada situación ha permitido que se conservaran estos bosques singulares de los que nunca se ha extraído madera por encontrarse en la zona más inaccesible del macizo.

Milagrosamente también, esta verdadera selva, que cuenta con millares de tejos centenarios y es por tanto con toda probabilidad el mayor bosque de ésta especie de la Europa occidental, ha pasado desapercibida, permaneciendo en el anonimato incluso para los medios científicos especializados.

Sin embargo los fuegos y la introducción de los gamos en los 60, además de la proliferación de los jabalíes, han roto dramáticamente el secular equilibrio entre el bosque y las praderas frecuentadas por el ganado. La incapacidad o falta de voluntad de la administración asturiana para controlar esta situación se hace patente ante la falta de una planificación y gestión del territorio; la situación de estos bosques y las praderas asociadas, puede calificarse hoy de auténtico desastre que día a día vemos agravarse con la aparición de problemas de erosión. La regeneración del bosque es nula desde hace muchos años, el ganado se encuentra en condiciones cada vez más comprometidas y la sequía prematura de ésta primavera no hace sino agravar estas situaciones, pues a la falta de pasto se añade la escasez de agua.

Como sucede con frecuencia, la ignorancia, la desidia y la insensibilidad planean sobre uno de los paisajes más bellos y sorprendentes de la Península. Desde aquí hacemos pública denuncia de todos los responsables de esta situación, especialmente la Consejería de Medio Ambiente, que practica en el Sueve desde hace décadas la política del avestruz y hasta el día de hoy ha utilizado la falta de información y el desconocimiento del gran público sobre los valores de esta montaña, para continuar con la explotación cinegética que es lo único que parece interesar en éste lugar, por encima de intereses ganaderos o medioambientales

No son suficientes los Planes de manejo del tejo, ni la declaración de Paisaje Protegido o Reserva. Pueden ser primeros pasos pero resultan solo papel mojado si no se atienden de forma urgente los problemas reales de este territorio. Pero estamos lejos de emprender cualquier actuación de control de la población de gamos, por poner el ejemplo más grave y patente, cuando ni siquiera se ha podido censarlos de manera fiable, dada la desmesurada cantidad de estos animales.

La pérdida de uno de los más valiosos patrimonios naturales de éste Paraíso Natural (aunque cada vez el eslogan se parezca más a un chiste macabro) está siendo ya irreparable desde muchos puntos de vista y cada vez parece más difícil y costoso subsanar los errores. Hemos constatado después de años de espera que la Administración “competente” sufre una parálisis crónica en lo que se refiere a este tema y en el momento presente creemos que es necesario sacar del anonimato al viejo bosque fosilizado y otorgarle el reconocimiento que merece. Es posible que de este modo al fin se comience siquiera a hacer algo en la buena dirección.

© Ignacio Abella

1 comentario:

Segundo Romero dijo...

Hola, amigos:
Soy un montañero,integrante de un grupo de senderismo del I.E.S. Valle del Saja de Cabezón de la Sal.
El próximo día 28 de febrero tenemos programada una marcha por el macizo del Sueve.
Así que si nos podéis facilitar su localización para integrarla dentro de un itinerario que incluya la cumbre del Pienzu os estaríamos muy agradecidos.
Me llamo Segundo Romero y si queréis contactar por teléfono conmigo lo podéis hacer llamando al 942701963.